Lucha contra incendios desde una distancia segura.

Un vehículo oruga con mando por radio de HBC facilita la extinción y protege los equipos de salvamento.

 

Al combatir incendios en zonas de difícil acceso, los equipos de salvamento suelen exponerse a peligros enormes. El vehículo especial de nuevo desarrollo First Attack de la empresa ITM de Ebersberg (Alemania) actúa al respecto: la innovación se basa en un vehículo oruga manejable que, con su capacidad de ir sobre cualquier terreno, puede incluso subir escaleras. En función del ámbito de aplicación, el vehículo puede combinarse con una gran cantidad de componentes. «Las posibilidades abarcan desde el proyector de agua hasta el módulo de ventilador de alta presión con tecnología de agua nebulizada», explica Torsten Müller, gerente de ITM. Gracias a un potente sistema hidráulico auxiliar, también se pueden conectar con unas pocas maniobras bombas hidráulicas auxiliares, herramientas de rescate y mucho más. Por ello, First Attack también es apto para utilizarse como quitanieves o para maniobrar y remolcar, aparte del uso en la lucha contra incendios.

 

«Mejora decisiva en cuanto a la seguridad»

Una característica destacada de First Attack es el concepto de manejo. «Todo el vehículo y sus componentes se pueden manejar desde una distancia segura mediante el radiocontrol de HBC», cuenta Alexander Hemming, director de gestión de producto de HBC, «con él, se puede acceder sin peligro para los operativos incluso a zonas no alcanzables por el difícil acceso o por las condiciones de temperatura y empezar de inmediato a combatir los focos del incendio. El sistema ofrece así una mejora decisiva en cuanto a la seguridad».

 

Estrecha coordinación con el socio del proyecto

El radiocontrol se proyectó en una estrecha coordinación entre la gestión de producto de HBC e ITM. «Para tener el espacio suficiente para los elementos de manejo necesarios, se eligió una versión del sistema de radiocontrol FST 511 spectrum 2», afirma Alexander Hemming. Este producto probado miles de veces convence por su gran rendimiento, su enorme robustez y sus prácticamente ilimitadas posibilidades de personalización.

 

La iluminación de la placa frontal permite mantener una visibilidad óptima incluso a oscuras

En la versión para ITM, el sistema está equipado con dos joysticks de HBC para la activación fina de los accionamientos, varios selectores basculantes y dos selectores para controlar y preseleccionar los componentes del vehículo. Si hay oscuridad o en entornos de trabajo con condiciones de luz limitadas, el operador también puede conectar la iluminación de la placa frontal. Cinco LEDs de feedback en el panel de mando se encargan de aumentar la comodidad y la seguridad. «Informan a los operativos sobre estados importantes de la máquina y averías, como variaciones en la presión de aceite», explica Alexander Hemming, «de este modo, el operador puede reaccionar a tiempo si ocurre una avería».

 

«Requisitos óptimamente cumplidos»

El control del vehículo inalámbrico de HBC se está utilizando en los primeros sistemas First Attack y ya se ha probado por completo. El gerente de ITM, Torsten Müller, se muestra muy contento: «la cooperación con HBC-radiomatic ha funcionado perfectamente. Los directores de los proyectos han realizado nuestros requisitos de forma óptima».

 

Volver