Nuestros valores.

Una brújula fiable desde hace 70 años.

Primera calidad de producción propia.
Innovaciones que crean patrones.
Continuidad y fiabilidad.

Para cumplir el deseo de tratar a nuestros clientes de todo el mundo al máximo nivel, HBC apuesta en consecuencia por el desarrollo, la construcción y la producción propios. Así se crea nuestro lema: Calidad superior «made by HBC».

Alrededor del 90 por ciento de los componentes de nuestros sistemas de radiocontrol los desarrollamos y producimos nosotros mismos en la sede de Crailsheim. ¿Por qué lo hacemos? ¡Porque somos los que mejor lo hacen! Con una experiencia y competencia de 70 años en tecnología de radiocontrol.

Los conocimientos de nuestros trabajadores son nuestro capital más importante. Los fomentamos con medidas de formación continua para nuestros trabajadores y la formación profesional de jóvenes. Año tras año, unos 40 aprendices y estudiantes aprenden con nosotros qué representa la calidad especial de HBC.

El joystick de HBC. Calidad altamente resistente.
Carcasa de plástico de HBC: robusta y duradera
Módulos de radio HBC: fiables y potentes

Invertimos en consecuencia en el desarrollo de nuestros productos. Con ideas inteligentes y tecnologías innovadoras, hace décadas que marcamos hitos en nuestro sector. Para ello, dirigimos nuestros desarrollos de forma precisa a las necesidades de las numerosas aplicaciones de nuestros clientes y así les ofrecemos ventajas competitivas decisivas. Tanto si se trata de seguridad, comodidad o rentabilidad: ¡con HBC siempre va un paso por delante del mercado!

Ejemplos impresionantes de hitos técnicos «made by HBC»:

Portafon 6: el primer radioteléfono utilizado por civiles de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial.
El primer mando por radio de HBC para entornos de trabajo con riesgo de explosión en el año 1975.
Primer transmisor de la serie spectrum. Desde 1986, el clásico de HBC en el control de grúas y máquinas.
El primer radiocontrol de HBC con display de color en 2010.

Las relaciones largas y con mucha responsabilidad crean confianza. Por ello, como empresa familiar, damos un gran valor a las colaboraciones fuertes. Con nuestros clientes, que confían en nuestro producto. Con nuestros proveedores, que valoran nuestra fiabilidad. Con nuestro personal, que cuenta con nuestra continuidad. De este modo, garantizamos una exitosa cooperación a largo plazo y un desarrollo continuado de nuestra empresa.

Formación profesional en HBC. Un modelo de éxito con 70 años de historia.
Estamos aquí para ayudarle. Personalmente y de forma fiable.
Innovadora. Nuestra producción en Crailsheim.